Noris Fermín: “Al vivir en Costa Verde, tu vida da un giro de 180 grados”
3 Octubre, 2018
Lo que nos une
3 Octubre, 2018

Cómo ser un eco-ciudadano

Todos queremos un entorno verde, vegetación frondosa y ríos limpios. Un ecosistema que permita a las aves, insectos, flores y mariposas desarrollar las interdependencias que garanticen la vida. Uno de los atractivos principales de Costa Verde es, precisamente, sus áreas verdes protegidas, su diseño vial que ha conservado las vías pluviales naturales y su vegetación natural, así como la plantada, cuidadosamente escogida bajo el diseño paisajista de la comunidad.

 

Como residentes, vecinos, usuarios y amigos de Costa Verde, nos toca hacer nuestra parte es la conservación del privilegiado entorno de nuestra comunidad, favorecer todas las conductas que nos convierta en ciudadanos ecológicos, verdes –por así decirlo, y que nos permita multiplicar el valor de nuestras residencias y locales, al tiempo que proveemos el mejor ambiente para nuestras familias y negocios, siguiendo el mandamiento de las tres “Rs”: Reduce, Recicla, Re-usa.

 

Cualquiera de nosotros puede incorporar cambios en el día a día que nos convierta en eco-ciudadanos:

 

-Como ciudadanos, a través del voto podemos escoger autoridades de corregimiento y municipales que estén comprometidas con la conservación de los ecosistemas naturales, la descontaminación del suelo y fuentes de agua, el manejo responsable de la basura y otros.

 

-Podemos reducir radicalmente nuestro consumo de energía eléctrica, a través de apagar luces y aparatos cuando no se sean esenciales, usar aires acondicionados inverter,al igual que electrodomésticos, lámparas y bombillos de bajo consumo.

 

-No desperdiciar el agua potable, un recurso que debe usarse con moderación y a conciencia.

 

-Reciclar todo aquello que podamos: papel, plástico, vidrio. Ya en Panamá hay compañías que se dedican al reciclaje. Dentro del reciclaje, hay un producto que no debemos tirar nunca a la basura: las baterías o pilas desechables. Son extremadamente contaminantes.  Buscar los lugares que recolectan pilas para enviarlas a centros de reciclaje. Usar pilas recargables que son más ecológicas.

 

-Evitar usar papel innecesariamente, favorecer los documentos y comunicaciones digitales.

 

-Faltan dos años para la implementación de la prohibición de uso de bolsas plásticas en comercios, un elemento sumamente contaminante. Desde ahora podemos prescindir de ellas a través de llevar bolsas reusables o canastas. Igualmente, dejar de comprar y usar cualquier producto de foam, incluyendo vasos y platos desechables, solo comprar aquellos que sean de cartón biodegradable.

 

-Cuando pasees a tus mascotas por la comunidad, recoge sus desperdicios, ya que son una fuente de propagación de enfermedades, de contaminación visual, y de contaminación aeróbica.

 

-Cuidar la vida: la propia, la de los demás, la de los animales y las plantas. Por lo tanto, elegir no fumar, eliminando este contaminante. Caminar en familia o andar en bicicleta en distancias cortas, porque conserva recursos y es bueno para el medio ambiente. Manejar dentro de los límites de velocidad, entre otros, responden a una forma de ser eco-ciudadanos.